Martes, 12 Diciembre 2017

Tras la marcha, el Ejecutivo y los municipales sellaron un acuerdo en el conflicto con los enfermeros

Publicado en Prensa
Valora este artículo
(0 Votos)

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil -STMT-, con el respaldo de organizaciones gremiales de la zona, encabezó una importante movilización hacia la sede de Gobierno en reclamo por el incumplimiento de la ley 14.656 y la falta de avances en la discusión del convenio colectivo de trabajo, medida que coincidió con el reclamo que de los enfermeros del Sistema Integrado de Salud Pública.

La marcha comenzó por la mañana desde la sede sindical, en Yrigoyen 1059, y culminó en la Municipalidad. Con banderas y bombos, los manifestantes coparon el hall central y el primer piso del histórico edificio.

Una vez allí, una comitiva gremial liderada por el secretario general Roberto Martínez Lastra, fue recibida por el intendente Miguel Lunghi y demás integrantes del Gabinete. La caldeada reunión, que se prolongó por más de dos horas, avanzó en los puntos centrales y, sin acuerdo, pasó a un cuarto intermedio hasta las 18.30.

Por la tarde, la conducción gremial reanudó el diálogo con el Ejecutivo, que entregó una propuesta superadora, que fue puesta en consideración de los trabajadores y aprobada por unanimidad.

Luego de otro extenso intercambio, las partes finalmente arribaron a un acuerdo que permitió desactivar el conflicto en el agrupamiento al establecer una bonificación del 20 por ciento para el sector y la decisión de avanzar con el convenio colectivo de trabajo con el objetivo de concluirlo para fin de año, respetando las pautas de negociación.

La movida

La movilización, que comenzó pasadas las 11, estuvo encabezada por el titular de la Fesimubo, Rubén “Cholo” García; el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra, y demás integrantes de la comisión directiva bonaerense y local.

Junto a ellos, marcharon delegados y trabajadores de distintas áreas, entre ellas, enfermería, control urbano vehicular y terapia intensiva. De la zona, acompañaron además representantes gremiales de Azul, Olavarría, Necochea y Balcarce.

Durante la marcha, Martínez Lastra explicó a El Eco de Tandil que “el punto real es el convenio colectivo y la paritaria, por eso vino la Fesimubo” y anticipó que, ante la presencia de los enfermeros, “vamos a tratar de solucionar el conflicto de una vez por todas”.

A su vez, y con vistas a la discusión que se avecina, adelantó que solicitarán un 25 por ciento de actualización de acuerdo a lo que “marca la inflación”, y que la presentación la formalizarán el próximo 10 de diciembre e incluirán un bono de fin de año de cinco mil pesos.


El apoyo de
la Fesimubo

Escasos metros más adelante, García detalló que desde Fesimubo acompañan a los trabajadores que luchan por sus derechos en toda la provincia.

Si bien reclamó una solución para los enfermeros de Tandil, hizo hincapié en el convenio colectivo de trabajo, por el cual “hace más de un año que el sindicato está reclamando, pero siempre hay un ‘pero’”.

Por último, advirtió que desde la Federación no quieren “provincializar el conflicto, pero nosotros somos solidarios de todos los trabajadores y si tenemos que extender una medida de fuerza en todos los distritos, lo vamos a tener que hacer”.


Cuarto
intermedio

Ya en la sede de Gobierno, la comisión directiva fue recibida por el Intendente; el jefe de Gabinete, Mario Civalleri; el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi; el subsecretario, Miguel Lunghi (h); el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando; y el secretario de Legal y Técnica, Andrés Curcio.

Al salir del encuentro, que se prolongó por más de dos horas, Martínez Lastra trasladó las expectativas a la negociación que se retomaría en horas de la tarde al señalar que “quedamos en un cuarto intermedio a ver si podemos zanjear el tema del convenio colectivo, paritaria y enfermeros”.

No obstante destacó que el acercamiento que coronó la marcha “sirvió para decirnos varias cosas y espero que haya una solución, que tanto de un lado como del otro nos pongamos los pantalones largos para que el lunes pueda haber atención de enfermería en el Hospital”.

Hasta esta instancia, confirmó que el Ejecutivo mantenía “la misma postura”, que “tiene que haber niveles de distinciones de enfermeros y nosotros les dijimos de hacer una paridad ahora y con el manual de funciones se hará la distinción que corresponde. Hicimos ese ofrecimiento, ahora voy a hablar con los compañeros para ver si están de acuerdo”.

Una bonificación
del 20 por ciento

Al retomar el diálogo el sindicato y el Gobierno acercaron posturas y pusieron fin a un conflicto que se inició el pasado 18 de septiembre, cuando los enfermeros se pronunciaron en estado de alerta y movilización y asamblea permanente en reclamo por mejoraras laborales.

Para el secretario de organización, David Marconi, se logró un “buen acuerdo” en función de la firmeza en las posturas, en referencia a la bonificación del 20 por ciento para todo el agrupamiento, sin diferenciación, que comenzará a percibirse desde el 1 de noviembre, y la eliminación del descuento de los días no trabajados, un punto importante que “pesaba en los compañeros”.

“Estamos conformes porque es un punto de partida más que importante”, celebró el dirigente.

El trabajo
que continúa

En paralelo, el compromiso de retomar la negociación del convenio colectivo de trabajo y el consecuente manual de funciones, que marcará las pautas para el sector.

“Vamos a seguir trabajando en esa línea para ver si antes de fin de año tenemos terminado el convenio colectivo”, en un compromiso que asumió el propio Intendente, dijo Marconi.

Por último Marconi evaluó que la movilización y la participación de representantes de la federación lograron “romper con ese letargo” del Ejecutivo en torno al conflicto, “demostrando que los trabajadores reclamaban por algo más que justo”.

 

Fuente: https://goo.gl/pTsRyj

Visto 29 veces