Domingo, 09 Diciembre 2018

El Sindicato de Municipales de San Isidro fue sede de un encuentro de mujeres

Publicado en Prensa
Valora este artículo
(0 Votos)

Bajo el nombre de "Seguimos Luchando", se dio una charla de mujeres sindicalistas en la sede del gremio, donde las referentes tocaron temas como desigualdad laboral, convenios colectivos de trabajo, violencia de género y femicidios.

“Seguimos Luchando”, esa fue la premisa bajo la cual se desarrolló una charla debate en homenaje al Día Internacional de la Mujer en la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Isidro (STMSI), ubicada en Rivadavia 310, donde referentes sindicales se expresaron sobre temas como el acoso laboral, la desigualdad salarial, la necesidad de actualización de los convenios colectivos, la violencia de género y los femicidios.

María José Lacoste (FESIMUBO), Julieta Ruíz Díaz (Luz y Fuerza), Karina Mancini (AEFIP), Silvia Tártaro (CTA), Milena Lamonega (SADOP), y Marcela Cortiellas Córdoba (UPCN), fueron las integrantes del panel que expuso las problemáticas en el marco del encuentro.

“Las trabajadoras municipales somos las más precarizadas y flexibilizadas en el ámbito público, eso es una realidad por la que desde la Federación se trabaja constantemente para que los convenios colectivos de trabajo tengan perspectiva de género”, afirmó Lacoste, y en esta línea sostuvo que la importancia del 8M “radica en entender que las mujeres hacemos política todo el tiempo, y es la manera de pararnos frente a la vida, por eso nos convocamos contra el ajuste, que apunta primero que nada contra nosotras”.

En ese mismo sentido, Ruíz Díaz añadió que “este gobierno nos apretó mucho con las medidas económicas, y no sólo con eso, sino con la implementación de tecnología en los puestos de trabajo que, dentro de nuestro sindicato, se van perdiendo y que afecta principalmente a las mujeres por los roles que ocupan en el campo laboral que nos compete”.

Mancini, por su parte, continuó con la problemática laboral, y señaló la necesidad de “establecer adecuaciones normativas que contemplen las reales necesidades de las mujeres, y esto debe darse en la ley laboral, porque si bien los convenios colectivos son superadores con relación a la ley, no alcanza”. Además, enfatizó en que “el ambiente de trabajo saludable, que es lo que todas necesitamos, se dará cuando acabe la discriminación sexista”.

Desde la CTA de Buenos Aires, Tártaro hizo énfasis en la importancia de “los espacios de unión en la lucha, que hoy son más necesarios que nunca”, debido a que “no hay políticas públicas de género, que son fundamentales porque atraviesan todas las áreas de nuestra vida”.

“Las mujeres que tenemos suerte de trabajar en situación formal, cobramos entre el 27% y el 35% menos por realizar las mismas tareas que lo hombres, y eso hay que remarcarlo, porque se trata netamente de una situación de desigualdad, no hay otra excusa. Pero también trabajamos sin cobrar un peso, haciendo un trabajo que sostiene las economías mundiales en el cotidiano del hogar, y eso es una jornada laboral invisibilizada”, expresó Cortiellas, concejal de Unidad Ciudadana en Vicente López y representante de UPCN.

En cuanto a la situación en los sindicatos, también indicó que “sólo el 18% de las mujeres ocupan cargos directivos en los gremios, y el 84% de ese pequeño grupo lo hace en las secretarías de género, que nos encanta, pero también tenemos la necesidad de ocupar cargos de poder, porque es desde ahí donde podremos cambiar realmente las perspectivas”.

En ese sentido, Lamonega completó: “Hay una inequidad resonante, y nosotros estamos un escalón más abajo. La brecha laboral disminuye cuando un modelo de mayor justicia social, y así también retroceden los efectos del patriarcado, pero no es el caso de este Gobierno”.

“Hay que terminar con la feminización de la labor entendida en el mal sentido, a través de la organización y la conciencia, de disputar y ocupar los espacios de poder en los diferentes lugares, porque desde allí podremos transformar la realidad. Y en ese sentido, debemos desde en sindicalismo visibilizar las injusticias que se naturalizan”, cerró la referente de SADOP.

Entre los asistentes estuvieron la concejal de Unidad Ciudadana en San Isidro, Fernanda Miño, Gustavo Seva, secretario de Capacitación de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), y referentes gremiales de la región norte.

En la instancia de debate, hubo intercambios sobre la doble jornada laboral, la desigualdad salarial, la ley de mujeres que trabajan en casas particulares, la ley de fertilidad, el aborto y los femicidios, que serán banderas de lucha durante este 8M.

 

Fuente: https://goo.gl/mGvAHB 

Visto 157 veces