Miércoles, 23 Mayo 2018

MUNICIPALES de TANDIL

Publicado en Prensa
Valora este artículo
(0 Votos)

Los residuos en partes de la ciudad no se recogen por falta de unidades para la cantidad de recorridos

Los recolectores fueron enterados de que se les quitaría directamente la opción de horas extras y, entre propuestas y contrapropuestas, intentan llegar a un acuerdo con el Municipio.

Hace ya varios días que los vecinos están manifestando su descontento con la falta de recolección de residuos por algunas zonas de la ciudad, y aunque la data de esa basura en la calle prácticamente coincide con los días de intercambio de propuestas que vienen manteniendo entre los recolectores y el Municipio, advirtieron que los hechos no están relacionados. Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales sostuvieron que el servicio está resentido pero no tiene que ver con las negociaciones que se están llevando por estos días, sino con los problemas “de siempre”, que están más bien referidos a la cantidad de unidades en funcionamiento y el número de recorridos que tienen que realizar.

En este sentido develaron que hay unos 10 camiones para los 18 recorridos que necesitan cubrir. Esto, según dijo David Marconi, tiene que ver con el crecimiento que experimenta la ciudad y el volumen de residuos de las zonas. Remarcó que lógicamente las unidades se van resintiendo por el uso tan intensivo que van teniendo. Asimismo enfatizó que “no hay quite colaboración, no hay medida de protesta y no hay paro, lo que hay es una negociación abierta que tienen ver con cómo se realiza el trabajo y como se lo reconoce”.

Desde el viernes pasado hay nueve recorridos que no se hacen y la basura se acumula en las calles. Frente al reclamo de los vecinos, que no recibieron información alguna sobre la discontinuidad de las recolecciones y sacaron sus bolsas en los horarios normales, el Municipio tomó la decisión el viernes de poner a disposición un espacio común para los deshechos domiciliarios.

Cabe recordar que el mismo está abierto y habilitado las 24 horas en el predio de Servicios Municipales, en la exfábrica Buxton, en Primera Junta y Ameghino.

Marconi aseveró que los recolectores están pasando y que justamente el problema no es de los trabajadores, sino que tiene que ver con una cuestión de administración. “Hemos llegado a este punto por cómo se ha manejado esta cuestión”.

Más allá de los montos lo importante para el delegado sindical es que se abrió una negociación y esperan que se llegue a buen puerto. “Se ha ido y venido con cifras, por lo que simplificarlo en un número no explicaría el total de lo que significa la negociación y una posible solución para los compañeros que es lo que nos ocupa a nosotros”.

 

El conflicto

Desde hace un par de días que los recolectores fueron enterados que se les quitaría directamente la opción de horas extras y sus delegados vienen debatiendo sobre las propuestas que les acercó el Ejecutivo. Tras un análisis decidieron elevar una contrapropuesta que fue rechazada, por lo que determinaron volver a conversar dentro del gremio para ver si podían llegar a un acuerdo.

En diálogo con El Eco de Tandil, uno de los trabajadores dijo que ellos están más interesados que el mismo Municipio en llegar a un acuerdo. Además, indicó que lo que pretenden es que no figuren más por las horas extras y que están tratando de ponerlo como bonificación. Siempre remarcando que ellos no han tomado ninguna medida de fuerza, sino que a pesar de todo salen a trabajar con lo que hay.

“Las falencias que hay siempre se han tapado con el pago de horas extras, ocultando la realidad”, sostuvo.

El recolector detalló que un sueldo ronda entre los 12 y 14 mil pesos y que con las horas extras ellos lograban asegurar los gastos diarios del mes. “Podíamos sostener la vida”.

 

Vuelve la “Pata  de la mentira”

 Así titularon un comunicado que difundieron los trabajadores de la recolección para dar conocimiento de su postura y situación. En el mismo advirtieron que durante siete años les vienen dando horas extras, cuestión que del Gobierno sostenían bajo el argumento de que era por la gente que estaba en parte de enfermo o por ART. Sin embargo, la realidad reflejada es que no tenían camiones para normalizar la recolección. Los empleados manifestaron que “trabajaban arduamente para que ellos -Municipio- queden bien con la población”.

A través de su comunicado detallaron como a lo largo de ese tiempo sin develar el mal estado o falta de unidades se “rompieron rodillas, tobillos, columna, etc.”. Por eso es que insisten con que es injusto que les saquen las horas extras, aunque saben que “son ilegales ante la ley”. Pero ante esta ilegitimidad se preguntan   cómo es que las permitieron por tanto tiempo, dejando a que se acostumbren a cobrar salarios que los ayudaba a mantener a sus familiar “medianamente bien”.

Hoy la propuesta del Ejecutivo habla de una suma de cuatro mil pesos, monto con el que aseguran que teniendo en cuenta el costo de vida no hacen nada. Entre otros puntos, idas y vueltas, propuestas evaluadas y contrapropuestas rechazadas, finalmente concluyeron en que se merecen tener un salario digno. “Está comprobado que somos los que corremos muchos riesgos y roturas después de un tiempo de realizar el trabajo, tenemos todo tipo de lesiones en el cuerpo, e incluso hemos tenido compañeros que han perdido la vida”.

 

Control Urbano y vehicular vuelve a parar

por tiempo indeterminado desde el lunes

 

Autoridades del Departamento Ejecutivo volvieron a reunirse con representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil para avanzar en la resolución de las demandas alzadas desde la Dirección de Control Urbano Vehicular. Tras mantener una asamblea para responder a la propuesta del Gobierno, los trabajadores resolvieron rechazar el planteo.

A partir de mañana retomarán el estado de alerta, movilización y asamblea permanente. Irán a paro por tiempo indeterminado esperando que “haya madurez y acercamiento del Departamento Ejecutivo en cuanto a lo que están reclamando los compañeros”, dijo David Marconi, del Sindicato de Trabajadores Municipales.

“Hemos podido establecer un buen diálogo, pero no tenemos un buen resultado”. Explicó que es necesario entender que no están hablando de un conflicto de una semana, sino que hace meses que vienen reclamando por lo mismo, entonces llega un momento en que la negociación se vuelve cansadora. “Podemos sentarnos a hablar, pero si no avanzamos nos vemos en la necesidad de tomar otro tipo de decisiones”.

FOTO MARCONI

“No hay quite de colaboración, no hay medida de protesta y no hay paro, lo que hay es una negociación abierta que tiene que ver con cómo se realiza el trabajo y cómo se lo reconoce”, dijo David Marconi.

 

Fuente: https://goo.gl/q41NZB

Visto 14 veces