Lunes, 18 Junio 2018

“Fuimos por los carriles que corresponde y tenemos un expediente avanzado para construir 50 viviendas”

Publicado en Prensa
Valora este artículo
(0 Votos)

CONFLICTO POR TERRENOS TOMADOS

Así lo expresó ayer en conferencia de prensa Luciano Varela, titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul, en el marco de una conferencia de prensa brindada ayer en la sede del gremio. En la oportunidad, el dirigente dio a conocer la postura de esa organización sobre el proyecto de construir un complejo habitacional en el predio que está ocupado por un grupo de familias. Entre otras cosas, el gremialista informó que los lotes fueron cedidos al STMA por el Intendente y que por la toma se radicó una denuncia en sede judicial. “Después de siete u ocho meses de realizada la denuncia, la Justicia tomó la determinación de desalojar los terrenos”, indicó. La orden de desalojo ya está firme, aunque en lo inmediato no se llevará a cabo a la espera de que se terminen de diligenciar aspectos procesales que aún no se han podido llevar a cabo.
 

“Ninguna persona coherente quiere llegar a un desalojo, nosotros menos. Ahora, yo me pregunto: ¿Qué haría cualquier vecino que le usurpan un terreno? ¿O el patio de la casa?”, se preguntó Luciano Varela, titular del STMA. FOTOS NICOLÁS MURCIA

Por Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

En instalaciones del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul (STMA) en la cual se hizo alusión a los terrenos que pertenecen a esa organización gremial, en los que está proyectado construir un complejo de viviendas, los cuales actualmente se encuentran en situación de toma de parte de un grupo de familias azuleñas.

En la oportunidad, dialogaron con los medios presentes, Luciano Varela, titular del STMA, y los afiliados Laura Lopardo y Gastón Gómez.

“Quedamos en el medio y no tenemos nada que ver”

En principio, Varela comentó que “es un día para nada alegre. Hemos emprendido un camino que nos llevó aproximadamente cuatro años para lograr la decisión política del Intendente de ceder unas manzanas de tierra, porque estamos muy interesados en una problemática muy importante que tienen los trabajadores municipales, que es acceder a una vivienda digna”.

“Hemos logrado que el Intendente suba esa decisión al Concejo Deliberante y que el Legislativo por unanimidad termine con el trámite legal. Desde hace aproximadamente un año esas tierras son nuestras y comenzamos a transitar una senda burocrática -para nada fácil- con el fin de construir 50 viviendas para adjudicar entre las 160 personas que se inscribieron para este barrio”, agregó el dirigente del STMA.

El titular del gremio continuó diciendo que  “nos encontramos con la triste noticia de que hace más o menos diez meses estas tierras están tomadas. Nosotros entendemos, desde lo más profundo, la necesidad que tiene la gente de ser asistida, pero es un tema  en el cual quedamos en el medio y no tenemos nada que ver”.

Por esa razón desde el gremio se resolvió hacer una denuncia ante las autoridades judiciales y, mientras tanto, “mantenernos al margen”.  “Jamás ningún trabajador municipal ni la Comisión Directiva del sindicato salió a marcar una postura, porque entendimos que es un tema a resolver entre la gente que está en el terreno y el Municipio”, expresó Varela, quien paso seguido informó que “después de siete u ocho meses de realizada la denuncia, la Justicia tomó la determinación de desalojar los terrenos”.

Según fuentes judiciales informaron ayer, la orden de desalojo ya está firme, aunque en lo inmediato no se llevará a cabo a la espera de que se terminen de diligenciar aspectos procesales que aún no se han podido llevar a cabo. Se estima que muy posiblemente a fin de mes ese desalojo se concrete.

“Ninguna persona coherente quiere llegar a un desalojo” 

Por otro lado, el dirigente gremial azuleño dijo que a pesar de la decisión tomada por la Justicia, “nosotros nos seguimos manteniendo al margen. No queremos desviar el objetivo de fondo que tiene esta cuestión, que no es el enfrentamiento de los empleados municipales con la gente que está en los terrenos sino la construcción de 50 nuevas viviendas en Azul”.

Igualmente, Varela comentó que en varias ocasiones dialogaron con los funcionarios del área de Desarrollo Social de la Comuna, para conocer las gestiones que se estaban desarrollando desde esa dependencia ante la situación planteada, en razón de que “ninguna persona coherente quiere llegar a un desalojo, nosotros menos. Ahora, yo me pregunto: ¿Qué haría cualquier vecino que le usurpan un terreno? ¿O el patio de la casa? Y encima tardan ocho meses en tomar una decisión”.

“Nosotros nos mantenemos al margen”, reiteró el titular del STMA, para luego añadir que “si la Comuna no pudo tener las herramientas para que esas personas se corran 20 metros para la derecha, donde hay un terreno que es municipal, y se quisieron quedar en el que están, no es un problema nuestro”.

“Nosotros lo que queremos es que la gente entienda que fuimos por los carriles que corresponde y ahora tenemos un expediente bastante avanzado en el Ministerio de Trabajo de la Nación para construir 50 viviendas. Eso es lo que queremos que no se frene”, manifestó.

“Queremos que el barrio vaya para adelante”

En otro tramo de la conferencia de prensa, Varela contó que “en un momento pensamos en alambrar el terreno, pero íbamos a consumar un delito porque todavía no era nuestro. Todo el mundo ya sabía que iba a ser cedido, porque se presentó un jueves el proyecto en el Concejo y se votó el martes. En esos cuatro días hubo un intento de toma, pero se fueron y volvieron. Al momento que fue cedido, el terreno no estaba usurpado”“Nosotros lo único que queremos es que el barrio vaya para adelante, nada más”, expuso finalmente el dirigente del STMA.

EL DATO  

Según se dio a conocer, al STMA se le otorgaron dos manzanas circunscriptas por calles Catamarca, Rauch Norte, Calle 8 y Leyría; y el predio ubicado en España entre Catamarca y Calle 8. El terreno en cuestión, donde tuvo lugar la toma de las parcelas,  es el denominado también “Chacra de Rui”.

 

“NOSOTROS TENEMOS LA MISMA NECESIDAD”

Por su parte, Gastón Gómez, también afiliado al STMA, aseguró que “esto no es en contra de nadie. Simplemente estamos reclamando por nuestros derechos”.

“Queríamos hacer visible la inquietud, la problemática y la necesidad de todos los compañeros, ya que hasta ahora se había escuchado solamente una campana, una versión, y por eso es fundamental que la sociedad entienda que nosotros también tenemos la misma necesidad. No estamos reclamando ninguna coherencia”, finalizó.

 

“UNA DE LAS POCAS OPORTUNIDADES QUE UN TRABAJADOR TIENE PARA ACCEDER A LA CASA PROPIA”

 

A su turno, la empleada municipal Laura Lopardo sostuvo que “uno se crea ilusiones, después de tantos años de trabajo, de poder tener el techo propio. Somos muchos lo que estamos en esas condiciones”.

“Sabemos que una vez adjudicadas estas 50 viviendas, una de las cuales me puede tocar a mi o a otro compañero, se puede seguir trabajando y luchando para continuar construyendo más casas”, destacó la agente municipal.

A su vez, Lopardo manifestó que “tal vez esta es una de las pocas oportunidades que un trabajador tiene para acceder a la casa propia, teniendo en cuenta el contexto económico y demás. Por eso nos parece justo estar defendiendo nuestros derechos”.

 
Visto 8 veces