Domingo, 22 Julio 2018

Bahía Blanca: El intendente austero que gana medio millón le pidió un esfuerzo a los trabajadores mientras le aumentó el sueldo a todos sus funcionarios

Publicado en Prensa
Valora este artículo
(0 Votos)

La doble vara de Héctor Gay para medir la crisis despertó el enojo en el Sindicato que conduce Miguel Aguero, ya que rompió un acuerdo paritario y ahora gasta 7,5 millones de pesos mensuales solo en el sueldo sus 24 funcionarios, todos ganan arriba de 100 mil pesos. Mientras que un inspector de tránsito debe trabajar un año y medio para equiparar lo que gana en un mes el intendente.

En nombre de la austeridad que pidió la Gobernadora, recientemente el intendente de Berisso, Jorge Nedela, anunció su renuncia al 20% de su sueldo, y una reducción del 10% para todos sus funcionarios. El anuncio fue bien recibido ya que practicó con el ejemplo. Algo muy distinto de lo que ocurre en Bahía Blanca, donde gobierna Héctor Gay, el intendente que gana casi medio millón de pesos mensuales, y lejos de renunciar a nada, viene además de aumentarle el sueldo a sus funcionarios, muchos de ellos con haberes mensuales superiores a los 100 mil pesos, rompiendo así un acuerdo paritario donde, en nombre de la austeridad, aplicó recortes sobre los beneficios de los trabajadores.

El secretario general del sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca, Miguel Aguero catalogó el accionar de Gay como “escandaloso” y “vergonzoso” por donde se lo mire e hizo su descargo a través de las redes sociales. “Los parquímetros no andan, pero se premia con aumentos de sueldo la ineficiencia, mientras los bahienses esperan respuestas de los inspectores de tránsito, quienes nada tienen que ver con eso y, encima, saben que deben trabajar un año y medio para ganar lo que gana en un mes el intendente Héctor Gay, máximo responsable de la ineficacia gubernamental”, apuntó.

“Es fácil hablar de ajustes a los trabajadores municipales, pero los bahienses se están dando cuenta de que la austeridad de la que hablan la está pagando el que menos tiene, el laburante. Ya se encargaron de ensuciar y ajustar a los trabajadores, ahora se hacen millonarios a costa de ellos”, se descargó Agüero en una carta publicada en facebook que rápidamente se viralizó.

Consultado por Todo Provincial sobre la situación generada a partir del anuncio, Agüero manifestó que el origen del encono se remonta a noviembre de 2017 cuando el intendente “en nombre de la austeridad” aplicó una serie de recortes sobre los beneficios que tenían los trabajadores que dependen de la comuna como horas extras y recategorizaciones.

La medida fue dispuesta sin consulta previa, más allá de que en Bahía Blanca rige la instancia Paritaria para negociar este tipo de condiciones. Esto generó una medida gremial ya que como sostuvo el dirigente, tocaba varios derechos. “Hubo conflicto porque vulneraba todos los derechos del trabajador tanto por el Convenio Colectivo de Trabajo como por la ley 14656 que lo que más cuida del trabajador son sus derechos adquiridos”, dijo.

A raíz de esto comenzaron las negociaciones en el ámbito del Ministerio de Trabajo, donde los trabajadores accedieron a practicar “la austeridad” que pedía el jefe comunal, pero a cambio este se comprometió a no atar el aumento de sueldo de sus funcionarios a la paritaria, ya que estos superan con creces las metas inflacionarias y el esfuerzo lo terminaban haciendo todos.

En base a este acuerdo resultó sorpresivo entonces que el intendente anunciara recientemente el aumento del 10% para todo su gabinete, en consonancia con el aumento que recibieron los trabajadores en el mes de junio como parte del acuerdo de recomposición y que fija en total un aumento del 15% para el primer semestre.

“No ponemos en tela de juicio lo que gana el intendente ni los concejales porque es por ley. Su sueldo nace de la Ley Orgánica de las Municipalidades, donde el artículo 125 dice expresamente cuanto tienen que ganar, no es que están por fuera de la ley. Ahora lo que no dice en ningún lado cuanto tienen que ganar los funcionarios”, remarcó.

“No nos quejamos de los salarios porque tanto funcionarios como trabajadores municipales dependemos de nuestros haberes mensuales. El encono pasa por el decreto del intendente que aplicó recortes al bolsillo de los trabajadores y más aún con el ajuste que estamos viviendo, mientras que a los funcionarios le aumentó el 10% que quedaba para junio”. “Nos parece descarado porque hay funcionarios con sueldos de seis dígitos”, añadió.

Asimismo, señaló que el techo del 15% pasa por una cuestión política y no por una cuestión económica, ya que Bahía Blanca es un municipio con recursos como para superar ese tope impuesto por el gobierno nacional.  Por esto celebró que el acuerdo del 15% en el distrito se diera en forma semestral y no anual ya que como afirmó pudo preverse que la inflación iba a superar las metas fijadas por el oficialismo.

En cuanto al aumento a los funcionarios, violentando un acuerdo previo donde ese les pidió un “esfuerzo” a los trabajadores, cabe destacar que ahora la comuna gasta unos 7,5 millones de pesos al mes solo en los sueldos de 24 personas que integran el gabinete de Héctor Gay. “Rompió un acuerdo en el Ministerio de Trabajo, lo que implica una voluntad política del intendente y que él debe hacerse resposnable. Le mintió a la Gobernadora y a todos los bahienses al decir que Bahía Blanca es un municipio austero”, completó Agüero.

Pero la discrecionalidad con los salarios, no es lo único que se le critica al intendente, sino también pasa por la administración de los fondos, y hoy la queja de los vecinos pasa por los parquímetros que no funcionan y la comuna deja de recaudar, pero no obstante ello la empresa concesionaria continúa recibiendo sumas siderales por un servicio que no funciona.

“No es una denuncia de poderes entre la clase trabajadora y aquellos que ganan mucho, no es eso. Si hablamos de austeridad la vara tiene que ser igual para todos, y acá la única austeridad que se practica es con los derechos de los trabajadores”, manifestó Miguel Aguero ya al finalizar.

“Esto no es una cuestión de Bahía Blanca esto le está pasando a toda la sociedad argentina donde no se llega a fin de mes. Acá no estamos hablando de que, si gana 100 o más, todo aumenta, la inflación, la meta inflacionaria del 15% no la pudieron cumplir ni siquiera los primeros 5 meses del año.  Cuando ves esa proyección ves que el único que está pagando el costo político es el trabajador”, agregó.

Antes, expresó que el próximo miércoles se reabren las paritarias en el Ministerio de Trabajo, donde se trasladará el reclamo, además del pedido de un 15% de aumento para el segundo semestre. “Está en las actas, como instrumento público, donde el Ejecutivo se comprometió a que el trabajador no pierda por inflación. Bahía Blanca es una comuna con buena recaudación y puede pagar ese aumento”, resaltó.

 

Fuente: http://todoprovincial.com/?p=26987

Visto 22 veces