Lunes, 18 Marzo 2019

Tensión en la carpa municipal: policía y fiscal dialogaron con manifestantes

Publicado en Prensa
Valora este artículo
(0 Votos)
La Dra. Paula Serrana pidió que por hoy no se quemen gomas ni se eleve la música en pleno centro. El humo llegó hasta varias cuadradas aledañas. Hubo reclamos por las incomodidades.

Este jueves, personal policial al mando del Jefe Distrital Carlos Roldán y el Jefe Departamental Raúl Araneda, estuvo presente en el Paseo Jesús Mendía en base a reclamos, uno de ellos, llegado desde el Colegio Cáneva, por las gomas quemadas en el marco de la protesta de trabajadores municipales que incluye la instalación de la carpa desde el 28 de julio pasado frente al Palacio San Martín.

De acuerdo a lo que pudo saber El Popular Medios, la fiscal de turno, la Dra. María Paula Serrano, quien también se hizo presente, pidió que por hoy no se quemen cubiertas ni se coloque la música a volumen alto. La solicitud fue trasladada a los representantes gremiales que se encontraban en el lugar.

Además, se pidió que se traslade una bandera que obstaculizaba la visión de uno de los domos que pertenece al Centro de Monitoreo, la cual fue retirada del lugar y colocada sobre la entrada del Palacio San Martín.
 

Durante unas horas, los agentes de la fuerza de seguridad permanecieron en el lugar y antes del mediodía emprendieron la retirada. Las grandes columnas de humo generadas por el fuego se extendieron por varias cuadras a la redonda desde las primeras horas de hoy, tal como quedó registrado en un video.

El Palacio San Martín permanece cerrado con llave y dentro del hall hay un cordón de custodia a cargo de Policía Local.

No fue la primera advertencia respecto de la medida de fuerza. A inicios de de agosto, fue por el elevado volumen de la música. A 5 días de haberse colocado la carpa, el Ejecutivo dio en curso una serie de expedientes a través del Juzgado de Faltas Municipal, a cargo de la Dra. María Celia Alem. En su momento "se constató violación a la Ordenanza 195/84, art. 6° inc B 9 3, el cual sanciona por obstruir sin permiso el tránsito público en calles o veredas".
 
 
Asimismo, refirieron que "se efectuó la medición de decibeles producto de la música que proviene de dicha carpa, con parlantes instalados en la vereda, constatándose una medición de entre 75 y 95 decibeles, tomados desde dentro del Palacio Municipal".
 
 
Desde el gremio buscaron llegar a un acuerdo con el Ejecutivo: se bajaba la intensidad del sonido,  si se daba marcha atrás a la sanción, cosa que no ocurrió. Un día después, el sindicato quemó neumáticos en lo que parecía un recrudecimiento del conflicto entre las partes, acción similar a la llevada adelante a primera hora de este jueves.
 
 
Visto 83 veces